Tiempo dolorido

20 noviembre, 2016 by sendadereiki

Una de las posibilidades más maravillosas e importantes que se descubren con el trabajo personal (en este caso a través del Reiki) es la capacidad de elección que tenemos ante todas las situaciones de nuestra vida. El que las cosas se hayan hecho siempre de una determinada manera no implica que tengan que seguir haciéndose así. Se trata de tomar la responsabilidad y asumir nuestras propias decisiones. Retomamos la frase de “No podemos evitar lo que nos sucede, pero sí podemos elegir cómo vivirlo”.

Os dejo un pequeño relato sobre el tema con mi agradecimiento, admiración y apoyo a las personas que actualmente transitan por momentos dolorosos.

Llegó agotada al portal pero a pesar de ello eligió subir por las escaleras. Tomar el ascensor suponía un nuevo esfuerzo para controlar el incesante murmullo de los penosos recuerdos que la invadían totalmente.

Utilizó la subida para tomar conciencia de cada una de las partes de su cuerpo físico implicadas en superar los peldaños. Acompasó la respiración y el esfuerzo se hizo más llevadero. Y soltó su carga.

En el primer rellano ya había aflojado las uñas clavadas en la palma de su mano derecha que después de abrirla dejaba ir la angustia producida por llegar a una casa vacía que ahora le costaba reconocer como suya.

En el segundo, percibió la calidez de su propia mano contra el frío de la barandilla. Se enderezó, instintivamente llevó la mano al corazón y sintió la caricia profunda del amor infinito.

Las lágrimas rodaban dulcemente por sus mejillas cuando en el tercer rellano dejó ir el sufrimiento acompasado con su respiración. Inhalar y exhalar. Abrirse y soltar.

El familiar crujido de la puerta al abrirse la envolvió en un dolor profundo. Su corazón abrazaba ese dolor pero también recibía el regalo de la vida. Un llanto dulce y agradecido brotaba desde el centro de su Ser.


No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment