1. Un río de lágrimas

    1 abril, 2018

    ¡¡¡Benditas lágrimas!!! Las sanadoras que nos abren el alma, las que se convierten en un río que nos transporta a ese recóndito y amigable lugar de consuelo, y también aquellas que en su abundancia elevan el cauce del río que nos lleva evitando que las rocas nos lastimen. Las palabras que os transcribo a continuación de Clarissa Pinkola Estés en su libro “Mujeres que corren con los lobos” me han hecho sentir el llanto como algo liberador, como un derecho ancestral que nada tiene que ver con el victimismo. Mi llanto se unirá al de tantas otras, abriendo nuestros corazones, humedeciendo la tierra. Nuestro llanto se convertirá en un potente nexo de unión.

    “Existen océanos de lágrimas que las mujeres jamás han llorado, pues les han enseñado a llevarse a la tumba los secretos de su madre y su padre, de los hombres y la sociedad y los suyos propios. El llanto de una mujer siempre se ha considerado muy peligroso porque abre las cerraduras y los pestillos de los secretos que lleva dentro. Pero en realidad, por el bien del alma salvaje de la mujer, es mejor llorar. Para las mujeres las lágrimas son el comienzo de la iniciación en el Clan de la Cicatriz, esta tribu eterna de mujeres de todos los colores, naciones y lenguas que a lo largo de los siglos, han sobrevivido a algo muy grande, lo hicieron con orgullo y lo siguen haciendo”.


  2. Verano sin expectativas

    1 julio, 2017

     

    “Que pases un buen verano” me desean y deseo; pero me pregunto ¿qué es un buen verano? Permitidme que exprese mi opinión.

    Personalmente pienso que los buenos deseos para el verano pueden aplicarse a cualquier época del año. Se trata de estar en sintonía en todo momento con el presente que nos toque vivir. Se trata de encontrar en ese presente momentos gratificantes y armoniosos que nos produzcan satisfacción íntima, que nos hagan sentir conectados con nuestro equilibrio. Así, tanto da si viajamos como si no, la playa o la montaña, el tema no es dónde estamos sino cómo estamos. Solo nuestra es la responsabilidad de “pasar un buen verano”.


  3. En sintonía

    3 abril, 2017

    Si el ruido externo te ensordece, si tu interior está en permanente estado de vigilia, si percibes el mundo como una inmensa rueda repleta de opciones entre las que te resulta muy difícil elegir, entra en sintonía con la Mente Universal. Escucha su silencio, percibe su quietud, abandona las expectativas, deja que las cosas sucedan, que la vida transcurra. Disfruta simple y llanamente del gozo de vivir.

    Que el resurgir de la naturaleza se refleje en nosotros abriéndonos en un abrazo infinito.